Cómo la Construcción 4.0 puede aumentar la productividad en las obras

    El término “Construcción 4.0” es uno que se ha ido difundiendo en la industria de la construcción en los últimos años. Esto se ha dado gracias a que en esencia, este concepto no solo representa lo que será el futuro del rubro, sino que también implica que este se encuentra actualmente en un constante proceso de cambios que traerá consigo una serie de beneficios y desafíos.

    Hiberus, una de las principales compañías de tecnología españolas, se refirió al concepto de “Construcción 4.0.” de la siguiente manera: “La idea con este concepto es que el mundo de la construcción se ha percatado de que se debe digitalizar, debe realizar una transformación para evolucionar y evitar la extinción de muchas compañías del sector que no hayan dado este paso hacia la construcción 4.0.”

    ¿Pero qué es la “Construcción 4.0 y de dónde viene?, ¿Por qué es necesaria?, y ¿Qué aportes trae a la industria? 

    ¡Conoce más en este artículo! 

    ¿Qué es la “Construcción 4.0 y de dónde viene?

    En 2018, David Díez Díez, miembro de la Comisión Permanente de la Plataforma Tecnológica Española de la Construcción (PTEC), expuso en la Convención Internacional de la Edificación, CONTART, una de las más importantes en el sector de la construcción en el mundo, hablando sobre la “Construcción 4.0”.

    “La ‘Construcción 4.0’ surge al rebufo de la cuarta revolución industrial, la denominada ‘Industria 4.0’. Supone una oportunidad única de reconvertir un sector que siempre ha estado lastrado por unos niveles de productividad muy bajos, provocados por unas formas de hacer demasiado artesanales y una gestión empresarial anacrónica. Esta reconversión pivotará sobre dos ejes, la industrialización de los procesos constructivos y la transformación de los modelos de negocio a través de la digitalización.”, señaló Díez.

    Asimismo, el profesional se refirió al término como “un cambio de paradigma”, donde se debe comenzar a ver las obras con una “visión fabril”. “En resumen, la ‘Construcción 4.0’ es conceptualizar la construcción como una industria fabril, y asimilar para el sector los preceptos de la ‘Industria 4.0’.”, agregó el funcionario.

    ¿Por qué es necesaria la “Construcción 4.0”?

    Teniendo ya una noción algo más clara de lo que es la “Construcción 4.0”, pueden ver que esta busca ayudar a la industria a acercarse a la industrialización de la construcción, y con ello, a poder incorporar tecnologías que ya protagonizan relevantes innovaciones en otras industrias de índole más productiva.

    Ahora, ¿por qué resulta necesaria esta ayuda? Anteriormente se habló de que el rubro de la construcción es uno que ha “estado lastrado por niveles de productividad muy bajos”, principalmente debido a una falta de implementación de tecnologías en sus procesos de operación, y por lo tanto, terminan cayendo frente a los desafíos de una gestión anacrónica y de carácter más artesanal. 

    El sector de la construcción sufre de una considerable brecha de productividad a nivel mundial en comparación con otros sectores de la economía. 

    De acuerdo a estudios hechos por la compañía de asesorías empresariales en gestión de costos, Expense Reduction Analysts, la industria de la construcción es uno de los mayores impulsores de la economía en los diversos países del mundo, y sin embargo, también se encuentra dentro de las más ineficientes.

    Este aspecto es uno que la cuarta revolución industrial ha buscado mejorar y perfeccionar en las distintas industrias, y la de la construcción se encuentra en vías de lograr una gestión digitalizada más organizada, precisa, rápida y eficiente.

    ¿Qué aportes trae la “Construcción 4.0” a la industria?

    El Instituto Tecnológico de Aragón (ITAINNOVA), en España, definió que el impacto de la “Industria 4.0” en la “Construcción 4.0.” gira en torno a nueve tecnologías que afectarán distintos sectores del rubro.

    • Robótica: Con la automatización de los procesos constructivos, se implementarán nuevos equipos robotizados que reducirán los índices de siniestralidad y mejorarán sustancialmente la productividad.
    • Internet de las Cosas (IoT): Sensorizar las obras en sus diferentes fases pone a disposición grandes cantidades de información que se pueden usar, de forma adecuada, para la toma de decisiones en obras o negocios.
    • Big Data: Las grandes cantidades de datos que genera una obra se ven aprovechadas gracias a nuevas técnicas de tratamiento masivo de datos.
    • Computación en la Nube: Los recursos computacionales que ofrece la nube permiten tener información procesada en tiempo real y en cualquier sitio del mundo.
    • Realidad Virtual (VR) y Aumentada (AR): Las tecnologías inmersivas ofrecen recursos visuales que facilitarán la toma de decisiones en obra y que profesionales deslocalizados compartan información.
    • Simulación: Con la llegada del “modelado de información de construcción” (BIM), se centraliza la información de las obras y aporta un marco común y aceptado por todos los actores para la virtualización y la simulación de diversos escenarios para la toma de decisiones.
    • Ciberseguridad: La tecnología “blockchain” permite la creación de nuevos modelos de negocio con base en el valor de las cosas. La “Construcción 4.0” puede aplicar esta tecnología en el desarrollo de nuevas formas de relación con la administración pública o para nuevos modelos de financiación de las obras.
    • Impresión 3D: Las impresoras de materiales constructivos implican nuevas oportunidades vinculadas con la personalización, la fabricación in situ y la productividad y tiempo de respuesta.
    • Integración Vertical y Horizontal: La transformación digital del negocio mejora su integración, tanto a nivel de abastecimiento como a nivel de producto.

    Estas herramientas resultan clave en el proceso de digitalización por el que está pasando la industria de la construcción, y con ellas, se presentan una diversa cantidad de oportunidades.

    Desde la empresa REBUILD, en España, famosa por su plataforma de innovación para la dinamización del sector de construcción, se evaluaron algunos de los principales beneficios de la “Construcción 4.0”:

    • Mayor cantidad de puestos de trabajo especializados y colaborativos.
    • Aumento de la productividad.
    • Prevención y corrección de errores incluso antes de que se produzcan gracias a la información de los equipos de trabajo.
    • Aparición de nuevos modelos de negocio enfocados en el cliente.
    • Maquinarias más precisas e inteligentes para una mejor coordinación de medios.
    • Optimización de los procesos a través de nuevas tecnologías aplicadas.

    Hoy en día resulta esencial que las empresas alcancen todos estos beneficios y suban el siguiente peldaño en este nuevo proceso, de forma que todos avancemos hacia una industria óptima, eficiente, segura y de calidad. Es por ello que el primer paso a seguir es preguntarse: ¿Dimos ya el salto hacia este nuevo proceso en mi empresa?

    Noticias Relacionadas