Abastecimiento en la construcción: las claves para el éxito

    El sector de la construcción se encuentra en un proceso de evolución constante, donde las realidades económicas, sociales y políticas de cada país han llevado a que los clientes presenten un mayor nivel de exigencia a la hora de planificar y poner en marcha nuevos proyectos.

    Estas demandas han implicado la necesidad de que cada proyecto de obra concreto cuente con una cadena de abastecimiento bien planificada y gestionada, la cual, bajo los parámetros del mundo cada vez más digital en el que vivimos, requiere de un uso importante de la información de datos y de las nuevas tecnologías asociadas para estar a la altura de estos parámetros.

    ¿Pero por qué resulta tan importante el abastecimiento en la construcción y qué se puede hacer para perfeccionar este ámbito en una empresa? Estas preguntas son las que buscamos responder en este artículo.

    La importancia del abastecimiento

    La construcción forma parte de un mercado competitivo en el cual son los detalles los que ayudan a determinar el triunfo o el fracaso de cada proyecto particular que se ponga en marcha. Es por esto que resulta clave contar con buenos servicios de logística, para que así las obras puedan seguir un curso estable y exitoso desde el principio hasta el final de su gestión.

    La empresa de logística Galyco, en Barcelona, señala que la logística en construcción se define como el conjunto de actividades enfocadas a suministrar en las mejores condiciones posibles los recursos necesarios para llevar a cabo un proyecto. Es en esta área que el abastecimiento juega un rol clave, no solo como factor, sino también como necesidad para alcanzar una buena práctica logística en construcción.

    La firma logística española define al abastecimiento como la acción destinada a proveer de los recursos necesarios a los distintos frentes de la obra. Considera que los requerimientos de recursos en una construcción se pueden detectar durante la etapa de planificación o directamente en el terreno. Por esto es ideal que las empresas puedan prever las necesidades de las obras, detectar prioridades y mejorar la administración de los recursos. En este caso estaríamos hablando de una compra planificada.

    Beneficios de una buena gestión de abastecimiento

    Lograr una buena gestión en abastecimiento implica enfocarse en aumentar la productividad de la cadena de suministro de una empresa, lo cual se refiere a  maximizar la relación de productos y materiales valiosos a insumos, a través de diversas formas de medición de producción como el procesamiento mejorado de pedidos, la puntualidad de las entregas y la salud y seguridad de los empleados, entre otros factores.

    EAM Mosca, una de las más grandes empresas mexicanas especializadas en suministro y abastecimiento, destaca cuatro grandes beneficios que resultan de contar con una productiva gestión en abastecimiento:

    • Mejor control de calidad: Al mejorar los procedimientos de adquisición y establecer estándares mínimos para los proveedores, se ahorra tiempo en tareas de control de calidad. Asimismo, el control de calidad mejora aún más al crear un conjunto de reglas para juzgar a los proveedores, ya que se faculta a su equipo de control de calidad para tomar decisiones inteligentes.
    • Costos generales reducidos: Al optimizar su cadena de suministro y aumentar la productividad, puede encontrar formas de entregar la cantidad justa de productos en el momento adecuado. Esta estrategia ahorra costos de almacenamiento y fabricación, además de reducir los requisitos de capital de trabajo.
    • Tasas de rotación más bajas: En casi cualquier industria y campo, los empleados comprometidos superan a sus colegas desconectados, por lo que resulta más probable que permanezcan en la misma compañía por más tiempo. Los equipos que invierten en sus trabajos tienen un 59% menos de rotación de personal. La retención de empleados tiene todo tipo de beneficios en la cadena de suministro y el sector logístico. Lleva a menos tiempo de capacitación y una fuerza laboral más experimentada. También minimiza los costos de encontrar nuevo talento, que puede variar del 16% al 21% del salario anual de un empleado. La baja rotación puede aumentar la productividad aún más.
    • Mejor colaboración: Cuando una cadena de suministro abarca una gran área, incluso todo el país, es fácil que se pierda información. Al aumentar la eficiencia y el compromiso, construyes una mejor colaboración en tu fuerza laboral. Los empleados en almacenes y fábricas tienen pautas claras a seguir, por lo que pueden trabajar juntos cuando sea necesario. La gerencia puede guiar al personal en nuevas direcciones y aprender de su equipo para resolver problemas.

    Nueva llamada a la acción

    Claves para una mejora continua del abastecimiento

    Transformar y mejorar cualquier aspecto de gestión en obras es un desafío arduo pero no menos beneficioso, especialmente porque hasta los más pequeños cambios pueden generar resultados.

    Un enfoque de mejora continua es una mirada proactiva para ofrecer un servicio basado en la participación de los empleados que permita desarrollar soluciones a los desafíos de cada empresa a medida que van surgiendo.

    Ben Steffes, director de Servicios Estratégicos en Coyote Logistics, una de las empresas líder a nivel mundial en soluciones de logística y abastecimiento, señala que existen seis fases distintas para implementar un proyecto de mejora contínua en abastecimiento:

    1. Evaluar la situación actual, es decir, reconocer cómo se encuentra la cadena de suministro para facilitar la detección de puntos débiles en los procesos y poder implementar estrategias de mejora.
    2. Identificar el problema principal. Se debe señalar el lugar en el que se encuentran los procesos de la cadena de suministro y el lugar ideal en el que deberían estar.
    3. Se establece un objetivo. Es importante fijarlo para saber hacia qué trabajar y cómo medir los progresos.
    4. Con las metas claras, hay que trazar una estrategia. En este paso es fundamental incluir a los miembros del equipo. Se deben hacer consultas internamente para que cada miembro pueda contribuir con sus ideas y desarrollar una estrategia coherente. Aquí se deben determinar las partes principales involucradas, proponer soluciones, señalar los beneficios previstos y los desafíos. Con este trabajo se aumentará el reconocimiento corporativo y se elevará la moral de los trabajadores porque se verán representados en las decisiones.
    5. Medir la efectividad. Para calcular las mejoras, es importante analizar la eficacia de las acciones llevadas a cabo en relación con los objetivos marcados. Hay que hacer un seguimiento de los proyectos sobre una base mensual, trimestral y anual para maximizar el control e implementación del proceso de mejora continua.
    6. Celebrar el éxito de los nuevos procedimientos y estrategias. Es una fase significativa del proceso de mejora continua porque es una oportunidad para fortalecer la compañía. Se fomenta una cultura orientada al equipo, compuesta por individuos comprometidos con la mejora continua.

    Estos pasos resultan clave para lograr el éxito no tan sólo en abastecimiento, sino también en establecer una empresa próspera, donde los participantes de cada proyecto son capaces de tomar decisiones y mejorar las ineficiencias existentes por sí mismos.

    El compromiso se vuelve clave en el desarrollo de toda firma, para crear una cultura de mejora continua factible y fructífera en resultados de gestión en todos sus aspectos, sólo es cuestión de determinarse a dar el primer paso. ¿Y tú? ¿Estás listo?

     

    Noticias Relacionadas