Digitaliza las relaciones con proveedores mediante una estrategia de SRM (Supplier Relationship Management)

¿Cómo gestionas las relaciones con tus proveedores?

¿Lo haces de forma manual o usas tecnología?

¿Conoces el concepto Supplier Relationship Management?

Las respuestas a estas y otras interrogantes son vitales, para que hagas una eficiente y rentable gestión de tu cadena de abastecimiento.

Para avanzar en esa tarea, toma en cuenta que no todos tus proveedores tienen la misma importancia, ya que eso dependerá de la categoría de productos o materiales que trabajen y la trascendencia de estos en tus operaciones.

En ese sentido, para la gestión de relaciones con proveedores es pertinente que conozcas más acerca de este concepto: Supplier Relationship Management (SRM), que busca priorizar el proceso de compra determinando cuáles son las categorías de suministro importantes, para luego definir la estrategia que permitirá administrar esa prioridad.

Para que una estrategia de SRM sea eficaz es adecuado tener digitalizados tus procesos de comunicación, compra, recepción y pago con proveedores, ya que así tendrás control de tu cadena de suministro y podrás gestionar su impacto en las operaciones y desarrollo de proyectos.

Definiendo el SRM

¿Qué es Supplier Relationship Management?

Jonathan Webb, investigador en gestión de la cadena de suministro y compras corporativas, en un artículo publicado en la revista Forbes, lo define como el proceso a través del cual las organizaciones determinan las categorías de suministro que son importantes y con base en esa jerarquización, crean estrategias para administrarlas  de manera inteligente.

Mientras que la consultora TechTarget define el SRM como un enfoque sistemático de evaluar las contribuciones de los proveedores y su influencia en el éxito de la operación, determinando las tácticas que maximizan el rendimiento, ayudando a crear relaciones positivas entre compradores y vendedores.

Orígenes del SRM

Regresando a las explicaciones de Webb, este indica que el SRM nace a partir que el consultor de McKinsey, Peter Kraljic, pidió a sus compradores corporativos que se volvieran más proactivos en la gestión de suministros, inclusive intercambiando planes con el proveedor, para que este pudiera adecuar su estrategia de atención a las necesidades de su comprador.

La iniciativa de Kraljic se basa en la necesidad que un comprador maximice la rentabilidad y reduzca riesgos, proceso en el cual es posible establecer alianzas con socios estratégicos, en términos de confianza y enfoque conjunto, teniendo como base la importancia de buscar y compartir oportunidades de negocios.

En esa búsqueda de oportunidades de negocios, la innovación será fundamental para una eficiente estrategia de SRM.

¿Innovar en qué?

Por ejemplo, en la creación o búsqueda de nuevos productos o en la aplicación de mejoras en los procesos. La idea es establecer una relación donde ambas partes ganen.

Es importante que tomes en cuenta que el Supplier Relationship Management no es una herramienta de negociación con proveedores, sino un mecanismo dinámico de relacionamiento  para priorizar compras y dinamizar procedimientos.

El proceso de Supplier Relationship Management

La consultora TechTarget indica que hay tres pasos fundamentales que debes tomar en cuenta al momento de crear y ejecutar una estrategia de SRM:

#1. Establecer una segmentación de proveedores, clasificándolos de acuerdo con su importancia para el buen funcionamiento del negocio.

#2. Desarrollar modelos de gestión del rendimiento, con el propósito de alinear procesos comerciales y objetivos del negocio.

#3. Optimizar relaciones con vendedores, de acuerdo con su importancia, inclusive mediante el compartimiento de información estratégica.

Los tres pasos del proceso de gestión de relación con proveedores requieren  tecnología, para agilizar y otorgar transparencia a las operaciones de compra de productos y materiales.

Actividades que son parte del SRM

Por su parte, Procurement Academy habla de tres actividades que debes incluir en una estrategia de Supplier Relationship Management:

#1. Una competente gestión de abastecimiento mediante la selección de proveedores y el desarrollo de contratos. Es recomendable reducir la cantidad de proveedores, para un control más efectivo.

#2. La gestión de contratos buscando una ejecución según lo acordado, para lo cual deberías disponer de visibilidad de las contrataciones realizadas.

#3. Trabajar con cantidades limitadas de proveedores, para facilitar el desarrollo o mejora de productos y servicios, tratando de obtener una ventaja competitiva.

Estas y otras actividades podrás desarrollarlas mediante soluciones tecnológicas, que dinamicen una operación de la cual dependerá la rentabilidad de la compañía.

¿Quieres un ejemplo de buenas prácticas en SRM?

Toyota: un buen ejemplo

El blog de State of Flux expone que uno de los mejores ejemplos de una empresa con una eficiente estrategia de Supplier Relationship Management es Toyota.

Para lograr eso, el mayor fabricante mundial de automóviles ha desarrollado asociaciones a largo plazo con sus proveedores japoneses, europeos y norteamericanos desde hace varias décadas.

 ¿Cuáles han sido las claves de esa exitosa relación?

  • Una clara segmentación de proveedores estratégicos, quienes trabajan bajo las mismas creencias fundamentales contenidas en el llamado “Toyota Way”.
  • Han desarrollado una forma colaborativa de trabajar con proveedores estratégicos vitales.
  • Evaluaciones permanentes de KPI cumplidos y revisiones ejecutivas regulares.
  • Adopción de soluciones alternativas e innovadoras de proveedores, sobre todo en iniciativas de reducción de costos.
  • Mantener el equilibrio entre innovación y preservación de estándares de calidad.
  • Aplicar una filosofía de largo plazo y no oportunista de hacer negocios.

Sin duda que el concepto SRM ha sido parte fundamental de la exitosa estrategia de crecimiento de esta compañía japonesa, líder en el mercado mundial de vehículos.

Digitalización de la cadena de abastecimiento en la construcción

La industria de la construcción está en un proceso constante de cambios, que buscan reducir la brecha en cuanto a productividad en comparación con otros sectores de la economía mundial.

En relación con el proceso de compras en la construcción hay mucho por hacer, según el informe de McKinsey, que establece que este sector se ubica en los rangos más bajos en la encuesta de excelencia global de esta consultora.

Según esta consultora global, la industria de la construcción debe adoptar mejores prácticas de otros sectores, combinándolos con enfoques innovadores basados en la digitalización de procesos.

En ese sentido recomienda mejorar operaciones de compra y gestión de la cadena de suministros.

¿Cómo mejorar?

Toma en cuenta estos consejos de McKinsey:

  • Aumentar la fiabilidad y previsibilidad en las compras.
  • Digitalizar las operaciones de compra de materiales e insumos.
  • Incorporar tecnología a flujos de trabajo en la cadena de suministros.
  • Mejorar la gestión logística para garantizar la entrega justo a tiempo.
  • Programas de desarrollo de proveedores para mayor eficiencia en la cadena de abastecimiento.

Todos esos consejos son posibles de alcanzar en proyectos de construcción, en la medida que se use una plataforma tecnológica que permita compartir información y agilizar la toma de decisiones.

Transformación digital de la construcción en Chile

La construcción es uno de los sectores más importantes de la economía chilena y tendrá un papel fundamental en la recuperación del país, luego de la contingencia actual.

Uno de los desafíos que se ha venido abordando con éxito en esta industria, es la transformación digital de las operaciones para elevar la productividad en obra, tal como expone el portal Bio Bio.

Tomando en cuenta esa meta, una de las áreas que debe ser digitalizada son las relaciones con proveedores, mediante la integración en el ciclo de abastecimiento.

En esta área, ICONSTRUYE ofrece soluciones que permiten mejorar procesos de comunicación, cotización, compra, recepción y pago, entre otros pasos, en el ciclo formado por compradores y proveedores; aumentando productividad y rentabilidad, según explica el diario La Tercera.

Una de las ventajas de IC es que es la única plataforma digital que integra todos las fases del negocio en una única solución. Eso se traduce en ahorro en la cadena de abastecimiento.

¿Quieres mejorar la gestión de relaciones con tus proveedores?

ICONSTRUYE te ofrece una comunidad de compradores y operadores que se unen para hacer más eficientes sus operaciones en un espacio 100% digital.

Porque ICONSTRUYE es la simpleza de operar en un solo lugar.