Preocupación en la industria por la construcción sustentable

    A medida que las sociedades crecen y se desarrollan, aumenta el consumo y genera mayores residuos, originando un impacto ambiental. Hoy, es fundamental promover modelos de economías circulares y, en ese caso, la construcción sustentable permite a las sociedades establecer nuevos negocios, productos y servicios más conscientes y ajustados a sus necesidades.

     ¿Qué es la economía circular? 

    Un concepto que debemos entender, para comenzar a hablar de construcción sustentable, es la economía circular. En palabras simples, esta se define como un sistema de aprovechamiento de recursos en donde se trata de reutilizar los elementos para insertarlos de nuevo en el proceso. 

    Entonces, la economía circular en el caso de nuestro rubro prima la reducción y reutilización de materiales con el objetivo de que los mismos, por sus propiedades, no puedan volver al medio ambiente. Es decir, la construcción circular tiene como objetivo reducir el impacto ambiental relacionado a la generación de residuos y promover un modelo de economía circular enfocado al ámbito de la construcción

    Lo que propone es un cambio de paradigma de los sistemas lineales de producción, negocios y consumo a un concepto circular de desarrollo, mediante el ecodiseño, la construcción 4.0, la valorización del residuo y en general todas las iniciativas  de nuevos negocios, productos y servicios conscientes en nuestro entorno natural y social, según explican en el portal de impulso negocios

    La construcción sustentable en cifras 

    La sostenibilidad en la construcción tiene un rol importante para lograr un cambio verdaderamente transformador, puesto que, actualmente el principal problemas del ambiente generados por la construcción es la generación de residuos.

    Asimismo, en el país, el 35% de los residuos sólidos proviene de la construcción y la demolición, y según cifras del Minvu se proyecta que a 2023 estos alcancen las 7.4 millones de toneladas al año, suficiente para llenar más de 15 veces el Estadio Nacional

    Ahora bien, para enfrentar este tipo de problemas, el programa Construye2025, impulsado por Corfo, elaboró una hoja de ruta para la gestión sustentable de los recursos y residuos de la construcción y demolición, con el objetivo de realizar una estrategia sectorial de economía circular en la industria, mediante un proceso participativo y colaborativo que permita promover el desarrollo sustentable del sector.

    En ese marco, ya que la adecuada disposición de estos residuos son un problema creciente, distintas iniciativas surgidas en el sector público y también en las mismas empresas, buscan generar soluciones. A continuación, algunos hitos importantes sobre la construcción sustentable. Revísalos: 

    • El 33% de los gases de efecto invernadero en chile es atribuible al sector construcción, según la estrategia nacional de construcción sustentable. A nivel mundial, esa cifra se acerca al 40%, destacan en el Diario Financiero.
    • En 2019, la actividad de la construcción aumentó en un 2.6% en Chile, según datos de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC). A esto se suman las cifras del Instituto Nacional de Estadísticas donde la superficie total autorizada para edificación alcanzó 1.713.000 m2, aumentando 29,1% en 2018.
    • La iniciativa del programa Construye2025, busca generar una industria más productiva disminuyendo en un 20% los costos de producción; aumentar en un 20% las edificaciones sustentables y disminuir en un 30% las emisiones de CO2 al 2030.

    Por tanto, también es importante mencionar que la preocupación en la industria por la construcción sustentable va de la mano con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS, 2015-2030) impulsados por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), donde se plantean nuevos y complejos desafíos en aspectos medioambientales, económicos y sociales para el futuro del planeta.

    Beneficios de la construcción sustentable 

    Por último, en sintonía con la tendencia mundial por impulsar edificaciones más eficientes y amigables con el medio ambiente, aunque en Chile desde hace algunos años se vienen realizando importantes esfuerzos para incentivar el mercado nacional de las construcciones sustentables, todavía existe falta de entendimiento sobre sus beneficios para lograr la expansión en el mercado.  

    En esa línea, según detalla el blog del Instituto del Medio Ambiente, estos son algunos beneficios de la construcción sustentable elaborados por Eficiencia Energética Chile. Revísalos: 

    • Menores costos de operación: los edificios sustentables han demostrado que ahorran dinero a sus propietarios y usuarios a través de consumos reducidos de energía y agua, así como menores costos de mantención y operación a largo plazo. Esto se traduce en cerca de un 30% de reducción en consumo de energía, y aproximadamente un 40% de disminución en consumo de agua.
    • Productividad laboral y salud: la buena calidad del ambiente interior producto de la incorporación de atributos de diseño sustentable en edificios, puede mejorar la salud y bienestar de los trabajadores y ocupantes, llegando hasta a un 25% de aumento de productividad. Esto resulta en beneficios básicos para las empresas, considerando que en promedio los costos asociados a salarios de los trabajadores alcanzan cerca del 90% de los costos de operación, por lo tanto, las mejoras en productividad y reducción de licencias médicas resultan muy valiosas.
    • Bajos o nulos costos adicionales en diseño y construcción: los costos pueden ser similares a los de un edificio tradicional, en especial cuando las estrategias de sustentabilidad de un proyecto se integran en el proceso de desarrollo desde el principio.
    • Mayor valor como activo: existen cifras rescatadas de la experiencia internacional que ponen en evidencia que los atributos de sustentabilidad aportan valor al activo inmobiliario:  el valor de un departamento que incorpora atributos de sustentabilidad puede incrementarse hasta en un 30%; mientras que el valor de arriendo puede aumentar hasta un 17% en el caso de edificaciones comerciales, los que además mejoran hasta en un 21,3% sus tasas de ocupación.

    Por último, es importante destacar que este tipo de edificaciones ofrecen variados beneficios tanto para los propietarios y usuarios, como para las empresas, constructoras e inmobiliarias que buscan mejorar la calidad de vida de las personas con la garantía de no agotar los recursos naturales existentes haciendo de este un mejor lugar para vivir. 

    Noticias Relacionadas