Proyectos inmobiliarios comienzan la reactivación durante la pandemia

    Después de varios meses de paralización en las actividades de construcción de edificios, la firma Deisa comenzó la fase inicial de un desarrollo en el centro de Santiago.

    Aunque los trabajos en la industria se vieron afectados por la crisis sanitaria mundial, en las últimas semanas los proyectos inmobiliarios del país se preparan para una reactivación del rubro de forma progresiva, que, en ese contexto, irá dando paso a la activación de más obras. 

    Producto de esta reactivación, la transacción de materiales de construcción a principios de mes se incrementaron. Pedro Pablo Mir, gerente de estrategia y desarrollo de negocios de ICONSTRUYE, plataforma donde se comercializan estos insumos, señala que al 31 de agosto hubo un aumento del 8% en este rubro. 

    El ejecutivo, también destacó que el ingreso de nuevos proyectos inmobiliarios a su plataforma aumentó a 30 obras en agosto, un 50% más que en julio. “En la última semana de agosto se ingresaron 19 nuevos procesos, más que en cualquier mes desde que comenzó la contingencia sanitaria”, indica.

    Por último, el director ejecutivo de la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios destacó que han aumentado las ventas de inmuebles y que “si bien están bajo el nivel habitual, la gente empieza a entender que ya las obras empiezan a andar nuevamente”.

    Reactivación de proyectos inmobiliarios 

    En el contexto de la reactivación del rubro, y junto a los planes piloto que impulsó el Gobierno con proyectos inmobiliarios en Ñuñoa, Colina y Lo Barnechea, se inició desde cero una obra en medio de la crisis sanitaria.  

    La Inmobiliaria encargada de esto es Deisa, quienes durante los próximos días iniciarán oficialmente el movimiento de tierra en una obra ubicada en el barrio universitario de la comuna de Santiago, explican en el Diario financiero. 

    “Estamos retomando nuestras obras a paso firme y responsablemente, adoptando todas las medidas y protocolos dispuestos por la autoridad. La construcción es una actividad fundamental y estamos contentos de poder tener a nuestra gente de vuelta trabajando”, señaló en Diario Financiero el socio fundador de la inmobiliaria, Gonzalo Santolaya.

    Según detallan en el artículo, el proyecto inmobiliario en Santiago Centro se trata de un complejo de renta de 40 mil metros cuadrados, el cual estará distribuido en seis edificios de alturas que varían entre los seis y los 12 pisos. Además, tiene un importante componente de conservación histórica, ya que en ese lugar se ubica la ex sede del Colegio de Profesores. Considerando que se trata de las etapas iniciales, los requerimientos del personal de esta obra aún se mantienen bajos. 

    Sobre la temática de conservación histórica, cabe destacar que la construcción del proyecto inmobiliario en Santiago Centro, de la inmobiliaria Deisa, contempla la recuperación y habilitación de una casona ubicada en Ejército 629, que tal como señalamos, era la sede del Colegio de Profesores. En todo caso, no es la primera vez que la firma hace restauraciones. Tal como cuentan desde Deisa, hasta la fecha han realizado cinco: recuperación del edificio de El Mercurio (actual Espacio M), la Casa Harrington, contigua al Palacio Cousiño en Santiago, y las casonas Carrera y Vergara, además del Hotel Altiplánico Bellas Artes.

    "Hemos hecho del rescate del patrimonio nuestro sello distintivo, porque al igual que nosotros, las personas valoran enormemente el aporte del patrimonio y la arquitectura", explicó Gonzalo Santolaya.

    Ahora bien, es importante agregar que esta iniciativa tiene lugar en un marco donde la actividad en la industria se frenó casi por completo, y hoy existen 443 proyectos inmobiliarios completamente paralizados por estar ubicados en comunas en cuarentena en Santiago. A estos hay que sumar las otras 358 obras que se ubican en comunas en transición, las cuales según las condiciones se podrían ir retomando, tal como destaca la Cámara Chilena de la Construcción.

    Medidas sanitarias 

    No obstante, en el caso de la firma Deisa, en el proceso de reactivación del rubro y de poder retomar actividades en al menos 10 de sus proyectos inmobiliarios en curso, estos adoptaron todos los protocolos exigidos por la autoridad sanitaria, entregando beneficios a sus colaboradores como cubrir el costo en bencina y dar estacionamiento, evitando así el traslado en transporte público y disminuyendo los focos de contagio.  

    Igualmente, otras empresas están siguiendo el mismo camino de reactivación. Por ejemplo, Paz, una de las firmas más relevantes del segmento, detalló al Diario Financiero que han gestionado los documentos requeridos para retomar sus actividades y sus proyectos inmobiliarios, ingresando al sistema de la CChC los antecedentes para solicitar el permiso de trabajo de los trabajadores que viven en comunas en cuarentena en Santiago, por lo que están a la espera de la aprobación. Asimismo, están trabajando para habilitar las obras y recibir a sus trabajadores en las condiciones apropiadas.

    Por otro lado, el director ejecutivo de la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios (ADI), Vicente Domínguez, explicó que las comunas que se van incorporando a la etapa de transición aumentan, por lo que “cada vez uno dispone de tener más trabajadores en su obra, en un resurgimiento del plan paso a paso”.

    Finalmente, el director indica que “a principios de mes se incorporó Maipú, que es un proveedor importante de personas que trabajan en el área y también La Florida. Puente Alto todavía no y hay un porcentaje de personas que trabajan en la construcción que están confinadas. Entonces, que las obras empiecen a funcionar va a ser un proceso gradual”.

    Noticias Relacionadas