Esperanzadora reactivación en la construcción, pese a caída de proyectos en 2020

    Más allá de la pandemia del Covid-19, Chile ha sido duramente golpeado por otros hechos, como el estallido social. Estos acontecimientos impactaron, sin duda, en el rubro de la construcción, al punto de obligar a empresas a replantear sus presupuestos y tomar decisiones drásticas: paralizar el inicio de nuevos proyectos, considerando la incertidumbre del momento.

    Esta realidad es ratificada por nuestras cifras. “El inicio de proyectos nuevos cayó 56,8% en 2020 en relación con 2019, con un total de 311 iniciativas comenzando obras a nivel nacional, versus 721 el año anterior. La incertidumbre, las limitaciones de circulación desde o hacia las faenas, las caídas en las ventas, repercutió en el inicio de proyectos de construcción”, tal y como reseña La Tercera en su portal web.

    “No recordamos un periodo en el que la construcción se haya visto tan afectada y con un impacto tan grande en el inicio de obras nuevas como lo ha sido este año. En los últimos 5 años nunca sucedió algo parecido, y si quisiéramos buscar eventos con gran impacto en la industria tendríamos que remontarnos a la crisis del 2008-2009, donde si bien hubo una baja en la inversión jamás al nivel de llevar casi a cero el inicio de proyectos nuevos”, explicó Pedro Pablo Mir, gerente de estrategia y desarrollo de ICONSTRUYE.

    Las cifras hablan por sí solas

    Es inevitable no hacer comparaciones entre el año 2019 y el 2020 para entender la magnitud de lo que ha pasado en el rubro durante este último año.

    Desde abril hasta julio, meses más críticos de la pandemia, solo se iniciaron actividades en 39 proyectos, versus los 255 que partieron el año pasado en el mismo periodo. Es decir, apenas un 15,3%. Tras las medidas adoptadas con el Plan Paso a Paso, la actividad del rubro empezó a reactivarse, pero muy por debajo de lo logrado en 2019. Octubre cerró con 25 iniciativas, noviembre con 20 y diciembre con 19. 

    Sin embargo, Pedro Mir explica a La Tercera que “con el establecimiento de los protocolos sanitarios y el aprendizaje de cómo operar en la nueva normalidad, creemos que el año debería partir con un volumen similar al que observamos estos últimos 3 meses, del orden de 20 a 30 obras nuevas al mes. Esperamos que este número vaya aumentando en la medida que haya más certezas con respecto a la pandemia -segunda ola, vacuna, etc- que entreguen una mayor tranquilidad de cara a la continuidad operacional, a lo que sumamos el cómo se avance en el proceso constituyente. En el caso que ambos eventos se desenvuelven de manera favorable, podríamos ver la cantidad de obras nuevas llegando al nivel de 40 a 50 hacia el tercer o cuarto trimestre del año”.

    Proyecciones 2021: ¿Hacia dónde vamos? 

    Pese a las cifras, se muestra una luz al final del túnel. Diferentes socios y directores de inmobiliarias explicaron sus planes para este 2021, proyectando una esperanzadora reactivación en el rubro de la construcción.

    Maximiliano Cuadra, socio de ICalma Inmobiliaria, explicó que en 2020 no iniciaron proyectos, pero que planean empezar actividades en 3 o 4 obras para este 2021. Roberto Bascuñán, gerente general de Inmobiliaria Norte Verde, afirmó que darán inicio a 6 nuevos proyectos en Santiago y Coquimbo.

    Por su parte, Pablo Arentsen, socio de Exxacon, también señala que algunos de sus proyectos que se retrasaron en 2020 quedaron para 2021. Explica que “el año que viene tiene buenas expectativas tanto a nivel local como internacional, particularmente en las ubicaciones y mercados donde estamos desarrollando nuestros proyectos”, según reseña La Tercera en el reportaje citado anteriormente.

    A considerar 

    No cabe duda de que el año 2020, el gran año de los desafíos, trajo consigo importantes cambios en la forma de trabajar -y de vivir-, lo que ha significado transformaciones relevantes en la forma de hacer las cosas.

    En este sentido, es importante que las constructoras tengan claridad de la importancia de cumplir con los protocolos exigidos frente a la contingencia, con el propósito de evitar o disminuir las probabilidades de contagio. 

    Para el mes de agosto de 2020, el Gobierno propuso lo siguiente

    1. Traslado de trabajadores que viven en comunas con cuarentena debe ser en transporte privado pagado por la empresa.
    2. La realización de un examen PCR previo al reinicio de las obras. 
    3. La firma de una carta de compromiso con el autocuidado mientras no estén en la faena, por parte de los trabajadores.

    Esto trajo consigo que las constructoras empezaran a preocuparse aún más por la digitalización de los procesos de cara a este 2021 y que además se lograra como consecuencia la disminución de los costos en la obra, pese a la consideración de nuevos gastos relacionados con el incremento de la seguridad de los colaboradores.

    Por último, también es importante que los proveedores puedan tener claridad del panorama actual, con información segura y confiable sobre las obras que empiezan a reactivarse. Para ello, plataformas como el Marketplace de ICONSTRUYE son ideales para tener conocimiento oportuno sobre la puesta en marcha de las obras, y así puedan enviar sus cotizaciones a la persona indicada y para el requerimiento específico solicitado. 

    Noticias Relacionadas