Cómo la tecnología puede aumentar la seguridad en la construcción

    El sector de la construcción es uno de los que más accidentes laborales registra en Latinoamérica. Ante este panorama, son cada vez más las empresas que incorporan la tecnología para prevenir riesgos

    En los últimos años las organizaciones de distintos sectores productivos han comenzado a considerar como un valor primordial la seguridad laboral de sus trabajadores, siendo el área de la construcción uno de los más peligrosos. La seguridad en la construcción adquiere mayor relevancia, si se consideran los altos índices de accidentes que derivan de las actividades practicadas en las obras. 

    En Chile, según ACHS, el sector de la construcción es el quinto más afectado con una tasa de accidentabilidad del 3,09% a septiembre de 2020, con 5.454 accidentes en una masa de 176.451 trabajadores. Otros rubros con más accidentes son la pesca con una tasa de 4,00%, el sector agrícola con 3,66%, el acuícola con 3,63% y el transporte con 3,12%. 

    La prevención es todo un reto para las empresas de la construcción porque los factores que pueden influir son muy diversos, lo que sin dudas dificulta la tarea. Por este motivo se hace necesario tomar medidas para disminuir los riesgos y en ese objetivo es fundamental la tecnología.

    Tecnología para la seguridad en la construcción

    Predicción analítica 

    Con el objetivo de evitar riesgos para sus trabajadores, ciertas empresas de la construcción en el mundo han comenzado a utilizar la inteligencia artificial. Por ejemplo, en algunas compañías norteamericanas se está implementando la predicción analítica para prever acciones determinadas de los trabajadores. De esta forma, se anticipan situaciones probables, evitando riesgos y accidentes, mientras se aumenta la eficiencia.

    Sistemas inteligentes de videovigilancia 

    Igualmente, destacan los sistemas inteligentes de videovigilancia que son capaces de alertar sobre conductas peligrosas de los trabajadores en las obras. Algunos incluso pueden hacer un monitoreo de campo automatizado, que a partir de los datos obtenidos, colaboran con los encargados de seguridad para identificar los factores de riesgo.

    Algoritmos predictivos 

    Suffolk, una compañía con sede en Boston y ventas anuales de US$ 3 mil millones, desarrolló un algoritmo que analiza fotos de los lugares de trabajo, las escanea en busca de peligros para la seguridad, como por ejemplo trabajadores que no usan equipo de protección, y correlaciona las imágenes con sus bases de datos de accidentes. La compañía está afinando la tecnología, pero dice que potencialmente podría calcular ponderaciones de riesgo para los proyectos, de esta forma se pueden tomar precauciones cuando se detecte una amenaza elevada.

    Estas tecnologías son aún poco comunes en la construcción, que ha tardado en adoptar estos análisis de datos avanzados, en parte porque no hay muchos márgenes y los métodos probados ya son firmes. “La gente sabe cómo construir de la manera que sabe construir”, dice James Benham, director ejecutivo de JBKnowledge, una empresa de software y consultoría que realiza una encuesta global anual sobre tecnología en la construcción. "Y es difícil convencer a la mayoría de que hagan las cosas de otra manera", añade.

    Pero según Benham, la escasez de mano de obra y el deseo de mejorar las bajas tasas de productividad de la industria están obligando a algunas empresas a invertir en tecnología de datos. Esta tendencia en ciernes podría eventualmente transformar el sector y de hecho unas 20 grandes empresas de construcción en EEUU ya han innovado con algún tipo de iniciativa de tecnología de datos en los últimos años.

    La prevención en la construcción es la clave 

    Hoy en día los directivos de las empresas de la construcción buscan trabajar en conjunto con los trabajadores para desarrollar programas preventivos, los que contemplan acciones específicas y asignan responsabilidades a cada participante de la organización, involucrándolos en ese espíritu. Asimismo, es indispensable la implementación y desarrollo de políticas de seguridad en la construcción, considerando este tema como una inversión más.

    En Chile los lugares donde se realizan las faenas deben estar protegidos según las normas de seguridad vigentes en el Decreto N° 594 sobre las Condiciones Sanitarias y Ambientales en el trabajo y, por otro lado, siempre deben estar supervisados por prevencionistas de riesgos. También, las empresas deben estar al tanto de los procesos y normas establecidas en la Ley 16744, sobre los accidentes de trabajo.

    En ese sentido es importante invertir para poder posteriormente reducir gastos, pues tener un bajo índice de accidentabilidad laboral, para una empresa constructora es una ventaja competitiva que, a su vez, permite ser vista como una organización segura que se preocupa de sus trabajadores.

    Entre las medidas más comunes para garantizar la seguridad en la construcción se encuentran:

    • El diseño de un plan de prevención en la obra.
    • Una óptima comunicación interna con todo el personal sobre los pasos a seguir.
    • Realizar exámenes médicos y evaluación de aptitudes para los trabajadores al menos una vez al año.
    • Detectar los factores de riesgo en cada obra.
    • Realizar simulacros de emergencia asegurando que todos conozcan los procedimientos.

    Además de estas medidas administrativas, que son las más simples de implementar, las empresas de la construcción muchas veces requieren de inversión en sistemas de gestión de control de accidentes, que en los próximos años podrían seguir desarrollándose tecnológicamente.

     

    Noticias Relacionadas