Boleta electrónica: ¿cuándo será obligatorio su emisión en Chile?

    El inicio del uso obligatorio de la boleta electrónica tiene un nuevo plazo, que también aplica para informar separadamente el valor del IVA correspondiente a cada compra en las boletas.

    A partir de enero de 2021, el servicio de impuestos internos (SII) impondrá la obligatoriedad de la boleta electrónica, que inicialmente se había programado para septiembre de 2020 y fue postergada por la Ley de Modernización Tributaria N° 21.256 para este año, otorgando mayor plazo a las constructoras para adoptar el documento tributario electrónico (DTE).

    Asimismo, y como medida tributaria para contribuir a la reactivación económica en el marco de la crisis sanitaria, este aplazamiento se realizó  con el fin de beneficiar a los negocios afectados por la pandemia que necesitaban más tiempo para adaptarse a las nuevas condiciones.

    Entendiendo que, según el SII, el sector de la construcción como contribuyente corresponde a una actividad comercial productiva, constituida tanto por personas naturales como jurídicas, incluyendo las comunidades y las sociedades de hecho, orientadas a la elaboración de bienes inmuebles, estando presentes la prestación de servicios de construcción y concesiones viales.

    Por tanto, el uso obligatorio de la boleta electrónica de ventas y servicios también es un tema que le atañe al rubro, puesto que, la reforma comenzó a regir el 1 de enero de 2021 para los facturadores electrónicos y para los no facturadores electrónicos, el plazo es hasta el 1 de marzo de 2021, teniendo que ponerse al día con el proceso. 

    Por otro lado, esta medida también tiene el objetivo de informar separadamente el valor del IVA correspondiente a cada compra en las boletas, buscando disminuir la evasión del IVA, uno de los impuestos de mayor recaudación del país.

    Cifras destacadas  

    Ahora bien, considerando que estas medidas tendrán gran impacto en las constructoras, es fundamental que todos los negocios entiendan que la modernización del sistema impulsa no sólo la adopción de la digitalización, sino también, optimizará el proceso de cara a un futuro más digital permitiendo que el cumplimiento tributario de los contribuyentes sea más sencillo y en menos tiempo pues no será necesario asistir a las oficinas del SII a timbrar las boletas.

    Es decir, en términos de eficiencia el uso de boleta electrónica es una buena noticia para la economía del país. El “Índice Internacional de Competitividad Tributaria”, que todos los años publica la fundación Tax Foundation, refleja muy bien esta situación.

    Este indicador señala que en Chile se usan 10,3 horas al mes a trámites vinculados al pago del IVA. Esta cifra es más del doble del promedio de los países OCDE, que alcanza las 4,5 horas. Nuestro país ocupa el lugar número 35 de los 36 países estudiados en este ítem.

    Asimismo, según datos oficiales de la página del Servicio de Impuestos Internos, estos son los hitos más destacados del 2020 en cuanto a la boleta electrónica. Conócelos:   

    • A diciembre de 2020, se encuentran inscritas 125.827 empresas como emisoras de boletas electrónicas de ventas y servicios. De ellos, 52.209 utilizan sistemas propios o de mercado para emitir sus boletas electrónicas, mientras 73.618 utilizan el Sistema de Emisión de Boletas Electrónicas Gratuito del SII.
    • Cerca del 92% corresponden a micro y pequeñas empresas, lo que corresponde a 77.823 contribuyentes. 

    En palabras simples, muchas empresas comenzaron desde hace meses su proceso de adaptación en miras de la modernización tributaria, un paso importante en la transformación digital de los negocios, que, con esta nueva reforma se abren paso hacia la innovación y a un mercado cada vez más tecnológico.  

    Ventajas de la boleta electrónica para las empresas

    Al respecto, considerando las cifras anteriormente mencionadas, acá una lista de algunos puntos claves a tomar en cuenta para decidirte a emitir boletas electrónicas en tu negocio. Revísalas: 

    • Se facilitará la gestión financiera, ya que el Registro de Venta del SII recibirá automáticamente las ventas de la empresa. Además, se les asignará un registro único para agilizar la declaración de impuestos.
    • Se ahorrará tiempo, ya que no hará falta desplazarse hacia las oficinas del SII para timbrar boletas. 
    • Se evitarán procesos manuales porque las boletas estarán timbradas automáticamente de forma digital.
    • Se cuidará el medio ambiente y se ahorrarán costos de impresión, puesto que las boletas se podrán enviar por correo electrónico o incluso por WhatsApp.
    • Se agilizará el proceso de devoluciones a los clientes, pues se tendrá un mayor control y disponibilidad de cada boleta.
    • No se correrá el riesgo de extraviar documentos y se ahorrará en almacenaje.

    Además, en caso de que emitan boletas electrónicas por medio de un software, este brindará la opción de aumentar los niveles de control de tu negocio y mejorar la toma de decisiones, ahorrarás en costos de almacenaje, no correrás el riesgo de perder documentos y evitarás sanciones por omisión y errores en el registro de datos.

    En relación al sector de la construcción, con esta reforma en muchos casos se resolvería asuntos como los plazos de entrega y finalización de obras, puesto que al ser rubros donde se trabaja la mayor parte de la veces con empresas tercerizadas, tanto de proveedores de materiales como subcontratistas, puede perderse en algún punto la comunicación retrasando los proyectos

    En ese caso, las boletas electrónicas evitarían posibles situaciones como el extravío de correspondencia a través de email, documentos sin firmar y pérdida de tiempo que puede invertirse de forma más productiva, resultando en ahorro de dinero y finalización puntual de los proyectos de la constructora

    Por otro lado, al digitalizar los procesos administrativos de las obras implica una mayor productividad, ahorrando tiempo en burocracia innecesaria que permite una mayor dedicación al negocio, sin contar el ahorro de costes en papel y el almacenamiento digital de los documentos importantes sin correr el riesgo de traspapelar información vital.   

    Un desafío para las Pymes

    En consecuencia, si bien la boleta electrónica y la digitalización en general son muy buenas herramientas para combatir el exceso de burocracia en nuestras instituciones, también supone un gran desafío de educación digital para las pequeñas empresas.

    Asimismo, existe preocupación entre los micro y pequeños empresarios, pues muchos no están en condiciones de implementar esta tecnología, debido principalmente al bajo nivel de digitalización de los trabajadores y a problemas de conectividad en varias zonas del país.

    En esos casos se recomienda la utilización de algunos de los software disponibles en el mercado, pues permiten seguir generando boletas, aunque se pierda la señal. Así, cuando se recupera la conexión se validan todos los documentos ante el SII.

    Servicio gratuito del SII

    Por último, desde el 1 de septiembre de 2020 el Servicio de Impuestos Internos puso a disposición de los contribuyentes un sistema de emisión de boletas electrónicas gratuito en sii.cl, tal como lo había hecho anteriormente con el sistema de emisión de facturas electrónicas.

    De esta forma, los contribuyentes que quieran comenzar voluntariamente antes del plazo de obligatoriedad de la ley, podrán adaptarse paulatinamente a la modalidad electrónica de emisión de boletas de ventas y servicios.

    A su vez, el SII habilitó la aplicación móvil e-boleta, disponible para iOS y Android, que será una alternativa más a los sistemas de emisión de boletas que existen en el mercado.



    Noticias Relacionadas